RUTA DE LOS LLANOS DE LALARRI

La ascensión a los Llanos de Lalarri es una de las excursiones más bonitas, interesantes y sencillas por su escasa dificultad que podemos realizar en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, concretamente en el Valle de Pineta.

No nos costará más de 2 horas hacer este recorrido entre ida y vuelta, con un desnivel de unos 300 metros.

Para llegar a Pineta, cogeremos el desvío de Bielsa a la izquierda y en aproximadamente 10-15 minutos llegaremos a la Ermita de Nuestra Señora de Pineta, situada junto al Parador.

Partirmos desde allí para comenzar la ruta, adentrándonos en un sendero que atraviesa el frondoso bosque de hayas en su mayoría, aunque podremos encontrar otro tipo de vegetación como bojes, abetos y acebos.

En unos 40 minutos llegaremos a la Pista de Lalarri cuyo paisaje es más abierto, donde la vegetación, en su mayoría de pinos salvajes, es menos frondosa y que nos permite divisar la fantástica panorámica con los picos de Pineta y Focarral. Poco a poco iremos acercándonos a las grandes praderas y llanos de lalarri.

Al fondo del valle podremos observar las cascadas del Barranco de La Larri, lugar hasta el que podemos acercarnos en unos 20 minutos, recorriendo toda la pradera de los Llanos de La Larri.

Para el regreso, seguiremos por la pista por la que ascendíamos hasta llegar ala Cascada de Lalarri. Seguiremos descendiendo por el margen del barranco y podremos disfrutar de las múltiples cascadas y caídas de agua que nos brinda el paisaje. Las vistas del Valle de Pineta desde esta parte son fantásticas.

Terminaremos el descenso adentrándonos, de nuevo, en bosque de hayedos hasta llegar nuevamente a la Ermita desde donde Partimos.

 

No os perdáis este atractivo recorrido apto tanto para adultos como para niños, las panorámicas que nos brinda este paisaje son maravilosas.